Ruido externo

Cómo insonorizar paredes económicamente

Vivir en una gran ciudad no siempre termina siendo la experiencia que buscábamos. Ya sea por estudio, por trabajo o por cualquier otro motivo, muchas personas tienen que mudarse a la gran ciudad y esto no siempre es una tarea fácil. 

Al igual que vivir en una gran ciudad,  vivir en un pueblo también tiene sus beneficios. Hoy en día muchas familias deciden cambiar sus estresadas vidas de ciudad buscando la tranquilidad y el silencio de los pueblos, un lugar en el que poder descansar y disfrutar de la naturaleza. 

Pero como se suele decir “no es oro todo lo que reluce”. Vivir en un pueblo también tiene sus limitaciones e inconvenientes: falta de servicios, menos oportunidades laborales, oferta de ocio limitada…

Por otro lado, adaptarse a la vida de la gran ciudad tampoco es tarea fácil. La contaminación acústica de las ciudades es uno de los principales motivos por el que muchas familias no son capaces de adaptarse a la vida de la gran ciudad: los pitidos de los coches, las discotecas, los ruidos, la música alta de algunos vecinos… Hacen que la vida de muchas personas sea una completa pesadilla y es cuando notamos la importancia de insonorizar paredes adecuadamente.

¿Cómo insonorizar paredes en tu hogar o local de una manera económica y eficiente?

Todo problema tiene solución, y en este caso la encontramos en la instalación de paneles sandwich para insonorizar paredes. Aíslan el sonido de ruidos tanto procedentes de nuestro hogar hacia el exterior como viceversa. Además, si estamos pensando en abrir un local de ocio, ya sea una cafetería, un bar o una discoteca, estos deberán de estar completamente insonorizados para que los vecinos de la zona no se vean afectados. 

Los materiales más utilizados para insonorizar paredes en un local son paneles con un núcleo de lana de roca o de fibra fonoabsorbente, siendo los primeros los más eficaces y económicos.

Los paneles sandwich de madera son perfectos para aislar el sonido

Si queremos buscar el aislamiento acústico total de nuestro local u hogar, no hay mejor opción que una instalación de paneles sandwich en ambas situaciones. Este aislamiento lo conseguimos con los núcleos de lana de roca que fomentan las reducciones de niveles de ruido reduciéndolo hasta 35 Db.

Los paneles sandwich son la solución a nuestros problemas acústicos. Estos están compuestos por un núcleo interno que está protegido por dos láminas de acero. Las láminas de acero finas pero resistentes proporcionan el aislamiento necesario con un peso reducido. Dependiendo del aislamiento del sonido que queramos alcanzar, las placas pueden ser adaptadas aumentando su grosor para adaptarse a las necesidades concretas.

Ahora ya conoces cuál es la mejor opción para insonorizar paredes y deshacerse de los ruidos indeseados. Esperamos que este artículo te haya resultado útil y si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros.